Congelados

4 ventajas de los productos congelados

Los congelados son indispensables en el mundo moderno. Hasta hace poco solo era posible consumir los productos en fresco. Desde el desarrollo de los procesos de congelación industrial y ultracongelación el mundo, simplemente, cambió. No tienes que pensar en hace un siglo o dos, sino remontarte hasta la generación de tus abuelos para comprobar el impacto que supusieron. En esta entrada descubrirás 4 ventajas de los productos congelados y el por qué de dichas ventajas.

  • Los alimentos congelados mantienen el frescor

Más allá de bulos y leyendas, los alimentos congelados permiten que el frescor dure más. Si bien no disfrutaremos de un alimento imperecedero, sí que, dependiendo del producto, se van a alcanzar unos 12 meses antes de que caduque. Además, los nutrientes que poseen no los perderemos, por lo que contaremos con un alimento fresco y en perfecto estado siempre que lo necesitemos. Esta es una ventaja que aprovechar tanto en la hostelería como en el día a día de los hogares.

  • Resultan más económicos

Los productos congelados ofrecen un gran ahorro. Siempre están disponibles, por lo que no hay razón para consumir todo el producto. Es posible guardar una parte y utilizar el resto. Esto lleva a un uso más razonable del alimento y da la posibilidad de planificar a largo plazo. Además, son productos comercializados a precios reducidos, lo que los hace especialmente competitivos, sobre todo si los comparamos con los alimentos frescos.

  • Seguridad e higiene

En la industria alimentaria la seguridad de los productos es vital. El congelado reduce drásticamente la degradación de los tejidos, mantiene aletargados a la mayoría de gérmenes y al resto los matan las bajas temperaturas. También los parásitos son mantenidos a raya gracias a esta técnica de conservación. Al mantenerse los alimentos a temperaturas bajo cero no habrá mayores problemas, salvo que la cadena de frío se rompa.

Sin embargo, hoy en día son un símbolo de seguridad, ya que no interviene ningún aditivo en el proceso de congelación y el transporte de estos alimentos es más sencillo hoy que nunca. Son una apuesta segura y necesaria para una industria como la alimentaria, la cual necesita de productos que puedan ser transportados con rapidez a largas distancias.

  • Fáciles de preparar y almacenar

Para utilizarlos solo necesitamos descongelarlos. Es común que los alimentos ya estén parcialmente cocinados, como es el caso del pulpo cocido congelado, por lo que solo hay que regenerar el producto para consumirlo. Además, al estar congelados es más sencillo almacenar los alimentos, los cuales pueden conservarse durante largas temporadas sin problemas.

Son una apuesta segura por aquellas personas que no tienen mucho tiempo para cocinar, pero que no quieren desperdiciar la comida. Así, cocinaremos cualquier alimento siempre que lo deseemos y sin esperar mucho tiempo.

Conclusiones:

Los congelados ofrecen grandes ventajas a todo tipo de consumidores. Gracias a ellos ahorrarás, tanto dinero como espacio; son totalmente seguros y higiénicos, siempre y cuando la cadena de frío no se rompa, y, por último, no te llevará mucho tiempo descongelarlos para poder utilizarlos. Sin duda, un gran producto.

Autor


Avatar