Noticias, Recetas

El salmón es uno de los pescas más sanos, nutritivos y sabrosos del mercado. Por eso hemos decidido inaugurar nuestra sección de recetas teniéndolo como protagonista. ¡No pierdas detalle!

INGREDIENTES:

  • 4-6 filetes de salmón sin espinas (aprox.150 g cada uno)
  • sal, pimienta
  • 30-40 g de mantequilla (2-2 1⁄2 cucharadas)

SALSA:

  • 200 ml (2 dl) de nata para montar o crema fresca 200 ml (2 dl) de agua
  • 1 cubo de caldo vegetal o de hierbas
  • pimienta
  • estragón
  • 10 ml (2 cucharaditas) de mostaza, tipo Dijon

ELABORACIÓN:

  • Sazone salmón con sal y pimienta.
  • Ponga la mantequilla en un recipiente apto para microondas tapado y fúndala durante 1-11⁄2 minutos en modo microondas a 350W.
  • Coloque los filetes en una fuente engrasada apta para horno y microondas, con bordes bajos y sazone con sal y pimienta. Unte la parte superior de los filetes con mantequilla.
  • Precaliente el horno en modo Calentamiento Rápido a 200°C.
  • Coloque la fuente en la rejilla metálica inferior y cocine los filetes en Función Horno a 200-210°C + microondas a 160W durante 12-16 minutos (el tiempo de cocción depende del grosor de los filetes).
  • Mientras tanto, prepare la salsa. Mezcle todos los ingredientes en una sartén.
  • Caliéntelo hasta que hierva removiendo constantemente y deje que siga hirviendo a fuego lento durante unos minutos, hasta que la salsa engorde.
  • Sirva el pescado y la salsa con patatas hervidas y algún tipo de verdura cocida como espárragos o brócoli.
  • Decore con limón.
0

Congelados, Noticias

Posiblemente ya estés pensando en qué vas a preparar en Navidad para sorprender a los tuyos. Sin embargo, quizá no tengas tan clara la necesidad de esperar hasta última hora para comprar, a precio de oro, una serie de ingredientes que suelen estar presentes en la mayoría de las mesas en esas fechas tan señaladas.

A continuación, te recomendamos cuáles son los alimentos que puedes comprar ya para ahorrar una cantidad de dinero más que considerable. Además, podrás olvidarte de tener que hacer colas o encargos de última hora que conllevan demasiado tiempo.

Carne

Tanto si te gusta el pavo como si apuestas por la ternera o el cerdo, por citar algunos ejemplos, ahora es el mejor momento para comprar la pieza que quieras a un precio que puede llegar a ser hasta un 20 % inferior al de los días clave de las fiestas navideñas.

Te aconsejamos que la compres congelada (ya que mantiene todas sus propiedades) y que la guardes también congelada de forma correcta. Llegado el momento, solo tienes que descongelar la pieza a cocinar en la parte superior del frigorífico, limpiar la grasa y preparar la receta que prefieras de la manera tradicional. 

Pescado

Junto con el marisco, que comentaremos en el siguiente apartado, es el alimento que más sube de precio en Navidad. La OCU cifra la subida en un 30 % en relación al precio marcado en noviembre. Sin embargo, se ha confirmado que este porcentaje no es del todo cierto.

Según el análisis de los mercados realizado el año pasado, el besugo subió un 60 %, las angulas un 45 % y la merluza, con un 18,50 %, es la única opción que se mantuvo dentro del margen arriba indicado.

Es recomendable que lo compres ultracongelado. Bastará con que mantengas la temperatura correcta durante unas semanas y lo descongeles de la forma arriba indicada. No apreciarás ninguna variación en el sabor o en la textura y conseguirás que tu receta sea tan exquisita como adecuada.

Marisco

Con el marisco siempre hay fluctuaciones en los precios, pero, curiosamente, no afectan a los más consumidos (langostinos y gambas). Estos últimos llegaron a bajar de precio el año pasado un 2 %, pero piensa que se trataba de los restos que no se habían vendido durante la campaña previa a la Navidad.

Un año más, los percebes, con un 14 % de aumento de precio, fueron los reyes de las fiestas. Si te gusta el marisco de calidad, apuesta por la congelación. Después, solo tendrás que cocerlo y servirlo a tu gusto. El sabor a mar y la textura permanecerán intactos.

¿Afecta la congelación a las propiedades nutricionales del producto?

Esta es una de las grandes preguntas que te habrás hecho en más de una ocasión. La respuesta es no. Congelando cada alimento de forma correcta y evitando que se rompa la cadena de frío no hay ningún inconveniente. De hecho, dependiendo del caso, incluso es positivo congelar el pescado para eliminar la presencia del anisakis.

Igualmente, la descongelación es otro proceso que debes llevar a cabo con extremo cuidado. Siguiendo unos sencillos pasos no tendrás por qué temer que cambie su sabor.

En definitiva, siguiendo nuestras recomendaciones podrás ahorrarte unos 100 euros en total, que bien puedes aprovechar para gastarlos en lo que desees. A la hora de realizar tus compras de Navidad confía en los comercios de calidad. Ajusta tu congelador y respira con tranquilidad hasta que debas meterte en la cocina para preparar tu menú.

Tres alimentos que adquirir ahora para ahorrar en Navidad
0

Congelados, Noticias

El pescado es uno de los alimentos fundamentales para todo aquel que quiera llevar una alimentación saludable. Son una fuente importante de omega-3, de vitaminas y también de minerales. Pero es importante recalcar que dependiendo del tipo de pescado que consumamos (pescado azul y pescado blanco), con sus distintas propiedades, obtendremos uno u otro beneficio para nuestro organismo.

Por eso es importante tener claro que pueden aportarnos tanto uno como otro, y eso es lo que vamos a hacer en este artículo: analizar las principales diferencias entre el pescado azul y el pescado blanco.


PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE EL PESCADO AZUL Y EL BLANCO


La principal diferencia se basa en el contenido graso de cada tipo de pescado
. El pescado azul es mucho más graso, teniendo entre un 6 y un 15% de material grasa. Por su parte el pescado blanco posee un contenido graso siempre inferior al 5%.

También los pescados azules aportan más ácidos grasos, en especial omega-3, que los pescados blancos, los cuales también aportan omega-3 pero en menor cantidad.

Los pescados blancos por su parte tienen un sabor más suave, son más digestivos y tienen menos calorías que los azules, lo que los convierte en unos pescados excelentes para las personas que quieren alimentarse bien pero controlado su peso.

Los pescados azules tienen una mayor proporción de vitaminas D y E que los pescados blancos.

Otro de los grandes beneficios de los pescados blancos es el aporte de proteínas de alta calidad pero sin prácticamente grasa, lo que lo convierte en un alimento muy saludable.

Algunas de las principales especies de pescado azul más habituales con las que podemos encontrarnos son el salmón, el atún, la sardina, la caballa, la anchoa…
Algunas de las especies de pescado blanco más conocidas son la merluza, el lenguado, el rape, el bacalao, el rodaballo…

Bueno y hasta aquí este breve artículo en el que os hemos contado las principales diferencias entre el pescado azul y el pescado blanco. Como veis, dependiendo de gustos y necesidades, puede ser más conveniente consumir uno u otro tipo de pescado.
Lo que está claro es que ambos aportan gran cantidad beneficios a nuestro organismo, siendo en ambos casos alimentos muy nutritivos, sabrosos y muy sanos.

Si quieres saber qué ofertas tenemos ahora mismo en Sarrifer tanto en un tipo de pescado como en otro, visita este enlace.

Principales diferencias entre el pescado azul y el blanco


0